INCOTERMS, usos y costumbres.

COMPARTE

La economía global ha proporcionado a las empresas un acceso a los mercados de todo el mundo como nunca jamás habá existido. LAs mercancías se venden en más países, en más cantidad y con más variedad. Pero en la misma medida que se incrementan el volumen y la complejidad de las ventas globales, crecen también las posibilidades de que surjan malentendidos y costosas disputas cuando los contratos de compraventa no se redactan de forma adecuada.

Las reglas Incoterms, facilitan la gestión de los negocios globales. La referencia a una regla Incoterms 2010 en el contrato de compraventa define con claridad las obligaciones respectivas de las partes y reduce el riesgo de complicaciones jurídicas. Así mismo, explican un conjunto de términos comerciales de tres letras que reflejan usos entre empresas en los contratos de compraventa de mercancías. Las reglas Incoterms describen principalmente las tareas, costos y riesgos que implica la entrega de mercancías de la empresa vendedora a la compradora.

La regla Incoterms escogida solo puede funcionar si las partes designan un lugar o puerto, y lo hará mejor si especifican dicho lugar o puerto tan precisamente como sea posible. Recuerde que las reglas Incoterms no le proporcionan un contrato de compraventa completo.

Las reglas Incoterms dicen cuál de las partes en el contrato de compraventa tiene la obligación de encargarse del transporte o del seguro, cuándo el vendedor entrega la mercancía al comprador, y de qué costes se responsabiliza cada una de las partes. Sin embargo, las reglas Incoterms no dicen nada sobre el precio a pagar o el método de pago. Tampoco se ocupan de la transmisión de la propiedad de la mercancía ni de las consecuencias del incumplimiento del contrato. Normalmente, estas cuestiones se tratan con estipulaciones específicas en el contrato de compraventa o según las leyes que rigen dicho contrato. Las partes deben ser conscientes de que los preceptos del Derecho local pueden invalidar cualquier aspecto del contrato de compraventa, entre ellos la regla Incoterms escogida.

Además de las estipulaciones propias de cada Incoterm, un contrato de compraventa internacional de mercancías puede admitir otras condiciones adicionales. Estos casos se deben establecer cuidadosamente porque los Incoterms están redactados con gran armonía y recogen la práctica de infinitas experiencias comerciales internacionales.

Los Incoterms se aplican únicamente en las compraventas internacionales de mercancías, no en las de servicios ya que éstos son intangibles en los que no se utiliza la logística.

Los Incoterms regulan cuatro aspectos básicos del contrato de compraventa internacional: la entrega de mercancías, la transmisión de riesgos, la distribución de gastos y los trámites de documentos aduaneros.

  1. La entrega de las mercancías: es la primera de las obligaciones del vendedor. La entrega puede ser directa, cuando el Incoterm define que la mercancía se entregue al comprador, son los términos “E” y los términos “D”; o indirecta, cuando la mercancía se entrega a un intermediario del comprador, un transportista o un transitario, son los términos “F” y los términos “C”.
  2. La transmisión de los riesgos: es un aspecto esencial de los Incoterms y no se debe confundir con la transmisión de la propiedad, que queda regulada por la ley que rige el contrato. El concepto fundamental se basa en que los riesgos, y en la mayoría de los casos, también los gastos, se transmiten en el punto geográfico y en el momento cronológico que definen el contrato y el Incoterm establecido. El punto geográfico puede ser la fábrica, el muelle, la borda del buque, etc.; mientras que el momento cronológico está definido por el plazo de entrega de la mercancía. La superposición de ambos requisitos produce automáticamente la transmisión de los riesgos y de los gastos. Por ejemplo, en una entrega FAS (Free AlongsideShip, Franco al costado del buque), acordada en Valencia entre el 1 y el 15 de abril, si la mercancía queda depositada el 27 de marzo y se siniestra el 28, los riesgos son por cuenta del vendedor; en cambio, si se siniestra el 2 de abril, los riesgos son por cuenta del comprador aunque el barco contratado por éste no haya llegado.
  3. La distribución de los gastos: lo habitual es que el vendedor corra con los gastos estrictamente precisos para poner la mercancía en condiciones de entrega y que el comprador corra con los demás gastos. Existen cuatro casos, los términos “C”, en que el vendedor asume el pago de los gastos de transporte (y el seguro, en su caso) hasta el destino, a pesar de que la transmisión de los riesgos es en origen; esto se debe a usos tradicionales del transporte marítimo que permiten la compraventa de las mercancías mientras el barco está navegando, ya que la carga cambia de propietario con el traspaso del conocimiento de embarque.
  4. Los trámites de documentos aduaneros: en general, la exportación es responsabilidad del vendedor; sólo existe un Incoterm sin despacho aduanero de exportación: EXW (Ex Works, En fábrica), donde el comprador es responsable de la exportación y suele contratar los servicios de un transitario o un agente de aduanas en el país de expedición de la mercancía, que gestione la exportación. Los restantes Incoterms son «con despacho»; es decir, la exportación es responsabilidad del vendedor, que algunas veces se ocupa también de la importación en el país de destino; por ejemplo, DDP (DeliveredDutyPaid, Entregada derechos pagados).
Reglas para cualquier modo o modos de transporte
EXW – En Fábrica
FCA – Franco Transportista
CPT -Transporte Pagado hasta
CIP -Transporte y Seguro Pagados hasta
DAT – Entregada en Terminal
DAP – Entregada en Lugar
DDP – Entregada Derechos Pagados
Reglas para transporte marítimo y vías navegables interiores
FAS – Franco al Costado del Buque
FOB – Franco a Bordo
CFR – Coste y Flete
CIF – Coste, Seguro y Flete
*Fuente, Ref. ICC

COMPARTE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas